Areños

Areños

Areños

(La Pernía, Palencia)

Areños figura en documentos del siglo XII como “Arenius“, palabra que puede derivar del latín (arena, árido, pedregroso) o tener un posible origen ibérico, de “ar-enea” (con el significado de “finca del valle”). También se apunta la posibilidad de que haga referencia a un repoblador llamado Arenius.

 

En el pasado, Areños contó con un barrio denominado Río las Casas, situado en el paraje que actualmente se denomina El Cardil, en la margen derecha del río Areños, entre Areños y Casavegas. Durante la Guerra de la Independencia (1808-1814), Areños y Río las Casas fueron incendiados y derruidos por los ejércitos franceses. Tras la contienda, Areños fue reconstruido, pero no así el barrio de Río las Casas, que quedó yermo y asolado. De Río las Casas apenas quedan vestigios, pues las piedras de sus edificaciones sirvieron para reconstruir Areños al finalizar la guerra napoleónica.

El caserío de Areños se dispone a lo largo de la carretera CL-627, con algunas casas desperdigadas por la ladera que asciende hacia la iglesia, entre las cuales se encuentra el potro de herrar, recientemente restaurado.

 

En el año 2014, la Asociación de Naturalistas Palentinos planteó la creación de una red de microrreservas de mariposas en Areños y otros lugares de la Montaña Palentina, con el fin de favorecer la conservación de especies amenazadas como la mariposa hormiguera oscura.

 

Areños celebra sus fiestas patronales de San Miguel el 29 de septiembre.

Iglesia de San Miguel

La iglesia parroquial, dedicada a San Miguel, se encuentra en la parte alta del pueblo, al borde de un bosque de robles. Consta de una nave y cabecera cuadrada con bóveda de crucería, reformada en época moderna. Del primitivo edificio románico, datable a finales del siglo XII o principios del XIII, únicamente se conserva la espadaña y una sencilla portada en el muro sur de la nave.

En el interior, destaca la singular forma de su altar, junto con algunas imágenes de la Virgen con el Niño, San Sebastián, un Cristo del siglo XVI, San Antón del siglo XVIII y San Miguel.

El historiador Miguel Ángel García Guinea hizo referencia a mediados del siglo pasado, a unos fragmentos de fustes de columnas decorados con entrelazos y capiteles con decoración geométrica que se encontraban amontonados en el interior del edificio, y que él relacionó con el mismo taller escultórico que trabajó en San Salvador de Cantamuda. De estos elementos, actualmente apenas queda lo que parece un antiguo capitel reaprovechado como peana para sustentar la imagen de una virgen.

Minería

La minería del carbón fue una importante fuente de ingresos para muchas localidades de La Pernía durante gran parte del siglo XX. Próximas a la población de Areños se encontraban las minas conocidas como “minas de la Vasco Cántabra”, que estuvieron activas hasta 1994 y contaban con dos cables aéreos con los que se enviaba el mineral al otro lado del río para su transporte, instalaciones de las que nada se ha conservado.  Hoy en día, las evidencias de esta actividad se limitan a la presencia de algunas escombreras y antiguas bocaminas ya cerradas.

es_ES