LA PERNÍA

Montaña Palentina

Rollo de justicia de San Salvador

El poder judicial de los obispos de Palencia

En la plaza de San Salvador de Cantamuda se alza el rollo de justicia, una sencilla estructura columnar del siglo XVI, testigo del antiguo poder judicial que los obispos de Palencia tenían en La Pernía.


Los rollos de justicia se levantaban en las villas con jurisdicción plena y simbolizaban el régimen al que estaba sometida la villa. En 1541 se otorgó al obispado de Palencia la jurisdicción civil y criminal de La Pernía. A partir de ese momento los obispos de Palencia, que además eran condes de Pernía, adquirieron la capacidad de impartir justicia en nombre del rey. Prueba de ello, es el rollo levantado en San Salvador de Cantamuda, que luce el escudo del obispo de entonces, don Luis Cabeza de Vaca.

Junto con el escudo, en la parte superior del capitel hay cuatro cabezas de animales de dificil identificación, y coronando el rollo, una pica a la que se han añadido posteriormente una cruz y una veleta de hierro.

La columna consta de 9 tambores de piedra, asentados sobre una grada de 6 peldaños (el inferior semienterrado).

En el rollo de San Salvador aún se conserva una de las argollas que servían para inmovilizar y exponer a los reos ajusticiados ante el pueblo, como medida de escarmiento, demostrando su uso como picota. Asimismo, la sola presencia del rollo, ejercía una función de intimidación, para evitar los delitos. Este tipo de ajusticiamientos fueron suspendidos por decreto en las Cortes de Cádiz de 1812.

El rollo de San Salvador de Cantamuda está declarado Bien de Interés Cultural como monumento histórico desde 1960, siendo uno de los 11 que se conservan en la provincia de Palencia.

Rollo jurisdiccional

En 1541 se concede al obispado la jurisdicción civil y criminal de La Pernía. Como prueba de este hecho histórico aún se puede apreciar el rollo jurisdiccional del siglo XVI situado en la plaza mayor. Consta de 9 tambores de piedra sobre una grada circular de 5 peldaños visibles a los que se le añade otro peldaño que se encuentra soterrado.

La base de la columna es cuadrangular. Está coronada con el escudo del obispo Luis Cabeza de Vaca y cuatro cabezas de animales que algunos interpretan como cabezas de león. Conserva las argollas que demuestran su uso como picota, humilladero y lugar de ajusticiamiento.

es_ES