Camino Lebaniego Castellano

De Palencia a Liébana.
Un camino del siglo XXI con más de 500 años de historia.

Desde la Edad Media está registrada la afluencia de peregrinos al monasterio de Santo Toribio de Liébana (Cantabria), donde descansan las reliquias del Santo, al que se le otorgan propiedades curativas y milagrosas. Allí se acude, igualmente a adorar el Lignum Crucis (el fragmento más grande que se conserva de la cruz de Cristo) por eso a los peregrinos del Camino Lebaniego se les conoce como “crucenos”, “Peregrinos de la Cruz”, los que llegan a adorar a la Cruz.

Una de las principales vías de peregrinación a Santo Toribio, es el Camino Lebaniego Castellano, que enlaza la catedral de Palencia con el monasterio lebaniego, en un recorrido de unos 218 km.

 

 

El Camino Lebaniego en La Pernía

El Camino Lebaniego Castellano atraviesa La Pernía de sur a norte, en un recorrido de de unos 24 km, pasando por San Salvador de Cantamuda, El Campo, Lores, Casavegas, Camasobres y saliendo por el puerto de Piedrasluengas.

Elegir y recorrer, aunque sea un corto tramo, es una excusa más para descubrir el maravilloso entorno natural y el patrimonio de estos valles.

En ocasiones las personas transitamos ciertos “caminos” no sólo por el placer de recorrerlos, sino para encontrar un sentido a nuestras vidas. Quizá nos mueve una razón no bien definida, un objetivo a veces no preciso, una búsqueda interior, o simplemente el placer de conocer paisajes y gentes, pero sabemos que nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos.

El Camino Lebaniego Castellano es una antigua pero casi inédita ruta de peregrinación, un camino del siglo XXI para una tradición de mas de 5 siglos muy ligada a la capital palentina, desde donde parte hacia el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, cerca de Potes, en el corazón geográfico y emocional de Cantabria.

El Itinerario de este transito entre los campos meseteños y las brañas cántabras transcurre en las tierras de Palencia por vallados paisajes, ya por las sirgas del Canal de Castilla, ya por el camino Románico del Norte y finalmente por las verdes trochas de las Montañas Palentinas hasta el límite entre ambas Comunidades.

En la variedad de estos paisajes, cada caminante podra sentirse peregrino y cada peregrino caminante, dado que el camino pudiera etiquetarse como espado cultural, senda natural o camino de culto, un singular viaje en que la brújula siempre apuntará hacia un norte cargado de historias y de leyendas.

El recorrido, pensado para caminar o pedalear se ha dividido en 11 etapas orientativas, pormenorizadamente descritas en la Guía del Camino Lebaniego Castellano de la Diputación de Palencia, la cual se puede descargar aquí en el siguiente enlace: https://www.diputaciondepalencia.es/system/files/publicacion-pdf/20170420/guia_camino_lebaniego.pdf

Una guía pensada para ayudar a los peregrinos “crucenos” que se dirigen a Santo Toribio de Liébana para venerar el Lignum Crucis y las reliquias del Santo.

“La vida y la historia del ser humano consisten en ser peregrino de la propia existencia”.

GIibert Kelth Chesterton

* El Ayuntamiento de La Pernía no se hace responsable de posibles accidentes durante la realización de esta u otras rutas de senderismo en el municipio.

en_GB